Hiperplasia Benigna Prostática (HBP)

La próstata humana está ubicada en lo profundo de la pelvis, detrás del grueso hueso púbico. Y atrapada en otras estructuras.  A medida que los hombres envejecen, la próstata tiende a aumentar de tamaño, lo que puede causar que la uretra se estreche y reduzca el flujo de orina.

Esto sucede porque esta compresión impide el flujo de la orina desde la vejiga hacia la uretra hasta el exterior. Si la inflamación fuera muy grave, puede bloquearse por completo en sistema urinario.

La Hiperplasia benigna prostática  (HBP) o Crecimiento de Próstata, consiste en un crecimiento no maligno (no cancerígeno) en el tamaño de la próstata. Este aumento del tamaño de la glándula aparece en los hombres con la edad. Es un enfermedad muy común en los hombres, pero tratable hoy en día: aunque generalmente comienza a partir de los 30 años, es muy raro que se manifieste antes de los 40. A los 60 años, aproximadamente, más de 50% de los hombres padece HBP y entre los 70 y 80 años hasta el 90% presenta alguno de sus síntomas.

La mayoría de los síntomas de la HBP comienzan gradualmente, como la necesidad de levantarse más frecuentemente de noche para orinar, la necesidad de vaciar la vejiga con frecuencia durante el día , dificultad para comenzar el flujo de la orina y el goteo después de acabar de orinar, el tamaño y la fuerza del chorro de orina puede disminuir, hay incapacidad para orinar (retención urinaria), vaciado incompleto de la  vejiga, incontinencia, micción dolorosa u orina con sangre (pueden ser indicios de una infección) etc.

A los 60 años, aproximadamente, más del 50% de los hombres padecerá HBP.

Dígale a su médico si usted tiene alguno de estos síntomas de modo que él pueda decidir qué tipo de pruebas a  usar para determinar la posible causa.

Pruebas y Exámenes.

Después de tomar la historia clínica completa el médico llevará a cabo un tacto rectal para palpar la glándula prostática.

Su médico puede realizar los siguientes exámenes:

  • Tasa del flujo urinario
  • Examen de orina residual posterior al vaciado para ver qué tanta orina queda en la vejiga después de la micción.
  • Estudios del flujo de la presión para medir la presión en la vejiga mientras se orina
  • Análisis de orina para verificar la presencia de sangre o de infección.
  • Urocultivo para buscar infección
  • Examen de sangre antígeno prostático específico (PSA) para detectar cáncer de próstata.
  • Cistoscopía.

Hombres que han padecido por largo tiempo de HPB pueden desarrollar incapacidad repentina de orinar, infecciones urinarias, cálculos urinarios, lesión renal y sangre en la orina. 

Los Hombres que han padecido por largo tiempo de HPB y presentan un incremento gradual de los síntomas  pueden desarrollar incapacidad repentina de orinar, infecciones urinarias, cálculos urinarios, lesión renal y sangre en la orina. Inclusive después del tratamiento quirúrgico, es posible que con el tiempo se presente una reaparición de la HBP.

¿Cuándo contactar a un profesional médico?

Consulte de inmediato al médico si tiene menos orina de lo normal, si tiene fiebre o escalofríos, dolor en un costado, en la espalda o en el abdomen, si tiene sangre o pus en la orina, si la vejiga nose siente completamente vacía después de orinar, si ha tomado medidas de cuidados personales durante dos meses sin alivio, o si esta tomando medicamentos que pueden causar problemas urinarios como adiréticos, antihistamínicos antidepresivos o sedantes (NO suspenda ni ajuste los medicamentos sin consultarlo con un médico).